Ramos, Pedro

Empecé a contar historias desde muy pequeño. No llegaba al suelo del sofá en el que estaba sentado, cuando descubrí el poder de la palabra. Mi primera espectadora fue mi madre, que tuvo que dejar lo que estaba haciendo, planchar, para escuchar la pequeña mentira que solo yo creía verdad. Desde entonces, no he parado de hacerlo. He sido hermano mayor, estudiante con buenas notas en Vallecas, universitario pluriempleado, geofísico, publicista, director de diferentes proyectos audiovisuales, lector editorial, guionista, autor de dos obras de teatro, profesor de escritura creativa y, desde 2006, escritor con obras publicadas. www.lau2.org